Potsdamer Platz, Berlin

Muchas capitales europeas tienen abundantes ejemplos de arquitectura moderna, que en muchos casos suelen estar alejados del centro o “casco histórico” de la ciudad, pero en el caso de Berlín, la Potsdamer Platz se encuentra en pleno centro de la ciudad. Estamos ante uno de los centros de arquitectura moderna más dinámicos de Alemania, donde el balance entre lo nuevo y lo antiguo se da como en ninguna otra capital europea.

Breve historia de Potsdamer Platz

Para finales del siglo XIX, Berlín se había convertido en la tercera ciudad más grande del planeta, después de Londres y Nueva York. Para ese entonces contaba con más de cuatro millones de personas (una población mayor a la actual).

Potsdamer Platz era el núcleo de mayor actividad comercial de la ciudad y el centro de la vida nocturna. Además, fue el primer sitio de Berlín en tener luces eléctricas en las calles y una cabina de luces de tráfico (la primera de Europa continental) que era controlada de forma manual.

Este centro urbano era famoso internacionalmente a la par de Picadilly Circus de Londres o Times Square en Nueva York.

Potsdamer Platz, Berlin

Sin embargo, su pasado reciente es mucho más oscuro. Durante los ataques aéreos de los aliados durante la Segunda Guerra mundial, Potsdamer Platz era uno de los blancos principales gracias a que la mayoría de los edificios gubernamentales del régimen Nazi se encontraban allí.

Después de la guerra, cuando la ciudad fue dividida en tres sectores, Potsdamer Platz se encontraba entre esos límites, y con la consecuente división de la ciudad, cada una de sus mitades buscó nuevos focos de interés y su antiguo y glorioso centro se desvirtuó hasta convertirse en un lugar desolador, separado por uno de los muros más infames de la historia y transformado en tierra de nadie.

El terreno construible más extenso de Europa

Potsdamer Platz, Berlin

Sony Center en Potsdamer Platz

Luego de la caída del muro de Berlín, Potsdamer Platz se convertió de nuevo en el centro de atención. De pronto, más de 60 hectáreas de terrenos baldíos estaban disponibles para edificar en el centro de una gran capital europea. Un sueño hecho realidad para cualquier arquitecto.

Potsdamer Platz era el lugar para hacer de “bisagra” entre este y oeste y todas las miradas estaban puestas allí. El gobierno de la ciudad abrió un concurso internacional de arquitectura para urbanizar el área y se decidió por dividir la zona en cuatro partes principales, las cuales fueron vendidas a varias empresas y a particulares, Daimler-Benz, Beisheim, Park Kollonnaden y Sony.

La decisión de adjudicar tal cantidad de terrenos a solo cuatro inversores no estuvo exenta de controversias y críticas. Por un lado, la rehabilitación de la nueva Potsdamer Platz atrae a más de 70.000 personas por día, pero sus críticos más feroces afirman que esa gran mayoría de visitantes son turistas y que no ha servido de enlace entre este y oeste. 

Maqueta del proyecto para el Sony Center

Proyecto del Sony Center

El terreno vendido a Sony fue proyectado por el arquitecto alemán/americano Helmut Jahn. Este edificio no pretendía ser un ente independiente, sino más bien como una parte indispensable de la ciudad. La intención principal era crear la sensación de saber que estas dentro de un ambiente privado pero que al mismo tiempo se respira una actividad urbana libre. Un sitio donde se desbibujan los límites entre espacio privado y público.

El recinto está formado por siete edificios principales en una parcela triangular, formándose un patio central donde reposa una gran cubierta de lona tensada de cien metros de diámetro, el elemento protagonista absoluto de la obra. Se dice que está inspirada en el Monte Fuji.

La cúpula del Sony Center

Esta cúpula está formada por una serie de aros metálicos que tensan la lona, los cuales se soportan a través de una estructura formada por una cubierta de acero y vidrio. A través de ella se filtra la ventilación natural y desde donde parte un mástil central.

El mástil y el aro de mayor diámetro se unen a través de tensores, y todo el peso de la cúpula recae en los edificios que forman el triángulo. Según su creador, “la luminosidad, tanto natural como artificial, es la esencia del diseño”, las fachadas de vidrio y la cubierta de tela actúan suavizando y regulando la entrada de luz el recinto.

El ámbito está compuesto por el Forum, nombre que recibe el espacio central, que sirve de ente comunicador entre la plaza y las calles adyacentes, y que está lleno de cafés y restaurantes. También se encuentra la Torre Bahn, el edificio más alto de Potsdamer Platz de 103 metros de altura.

Además, alberga en sus oficinas la sede europea de Sony, hoteles y un cine IMAX. En sus inmediaciones se realiza cada año el famoso Festival de Cine de Berlín y en adición está la sede del museo de cine alemán, un interesante espacio dedicado exclusivamente a analizar, celebrar y dar a conocer las glorias antiguas y actuales del cine alemán.

Sony Center de noche


Encuentra hoteles en Berlín con Booking

¿Cómo llegar?

La forma más sencilla es a través del metro hasta la estación Potsdamer Platz, aunque si el buen tiempo te acompaña una mejor opción es la bicicleta.

Berlín en bicicleta

Para iniciarse, nada mejor que hacer hacer un Bike-tour por Berlín, un recorrido muy aconsejable para empezar a conocer la ciudad y sus monumentos. Berlín a pesar de su gran extensión, es la ciudad perfecta para conducir bicicletas, es bastante plana y está llena de carriles-bici bien construidos y señalizados.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar

Más atracciones en Berlín