La verdadera inspiración para comenzar esta sección en el blog no ha sido otra que una película, “Before sunrise“, del director Richard Linklater y protagonizada por Ethan Hawke y Julie Delpy, en la que dos jóvenes se conocen en un tren que parte de Budapest con destino a París y eventualmente pasan un día y una noche juntos recorriendo Viena. Al momento de hacer mi viaje aún no había visto esta película y estoy seguro que el día que regrese a Viena la veré con ojos distintos. Me encantó la decisión del director de escoger Viena para su periplo, porque no es una ciudad que cuenta con el tirón de otras ciudades europeas más famosas en el mundo del celuloide, sin embargo Viena me transmitió una energía muy positiva y con este recorrido sólo pretendo derrumbar uno que otro tópico que dicen que puede ser una ciudad gris y aburrida. Los he separado en tres tramos principales:

Primera parte: Centro Histórico, Haas Haus y Parlamento

Stephansdom


Este recorrido comienza en Stephanplatz, centro geográfico de Viena y en pleno casco histórico, donde se encuentra uno de sus más grandes monumentos, la Catedral de San Esteban, conocida popularmente como Stephansdom, es el símbolo religioso más importante de Viena. Su construcción comenzó en 1137 sobre las ruinas de dos iglesias, y desde entonces la Catedral ha sido objeto de innumerables reformas y adiciones a lo largo de muchos siglos, siguiendo las corrientes de estilo que dominaban en cada época. El edificio original era de estilo románico tardío hacia 1263, luego sufrió una reforma gótica a comienzos de 1300 y a mediados de 1600 ampliaciones de estilo barroco. Los elementos más llamativos que la componen son en primer lugar la torre conocida como Steffi y la más alta, de 137 metros de altitud y donde se puede ascender subiendo 343 peldaños en una escalera de caracol y en segundo lugar, el diseño del tejado, compuesto por tejas esmaltadas de acero de distintos colores las cuales forman un patrón de zigzag y son atravesadas por una franja de rombos.

Como dato curioso, hay una placa que hace homenaje a Wolfgang Amadeus Mozart, cuya vida estuvo ligada a la Catedral. Aquí contrajo matrimonio, se celebró el bautizo de sus hijos y fue director musical de la Catedral poco antes de morir. Basta decir que su funeral también fue celebrado aquí. Si eres entusiasta de Mozart, puedes seguir el recorrido a tan sólo 50 metros de la Catedral, en la calle Domgasse #5, se encuentra una de las tantas casas de Viena donde residió. Más información sobre horarios y precios aquí.

Haas Haus

Continuando el recorrido volvemos a Stephanplatz donde veremos otro de los iconos de Viena, la Haas Haus. Imposible de perder de vista, destaca por ser un edificio postmoderno en pleno centro histórico de Viena, el cual suscitó una gran polémica a la hora de su ejecución por estar ubicado en frente de la milenaria Catedral de San Esteban y en cuyos cristales se refleja. Puedes leer más a fondo sobre la Haas Haus en otro post aquí.

Calle Graben

La próxima parada en este City Route, es hacia el Parlamento de Viena, cuyo edificio de fachada estilo griego clásico, es uno de los más reconocidos del centro. Delante del edificio se encuentra una estatua de Pallas Atenea, diosa de la sabiduría en la mitología griega. Un buen modo de llegar hasta aquí es a través de la Calle Graben, donde se concentra una buena parte de la actividad comercial de la ciudad y que la encontramos partiendo desde la Haas Haus. De allí giramos por Schauflergasse hasta llegar al Volskgarten, un hermoso parque público y en cual nos podemos adentrar antes de llegar al Parlamento. La estación de metro más cercana es Volsktheater, a tan sólo dos estaciones de Stephanplatz.

Parlamento de Viena

Segunda parte: MuseumsQuartier, Mercado de Naschmarkt y la experiencia del Kafeehäuser

MUMOK

Dentro de una gran manzana a tan sólo 200 metros del Parlamento, encontramos el MuseumsQuartier, o barrio de los museos de Viena, es una de las diez áreas culturales más grandes del mundo. Liderado por dos grandes museos de arte, el Leopold y el museo de arte moderno MUMOK, cuyas estructuras entablan un entorno muy interesante, el primero de un color blanco perfecto y el segundo con un recubrimiento de basalto gris oscuro, juntos contienen una colección exquisita de arte moderno. A escasos 500 metros del MuseumsQuartier a través de la calle Getreidemarkt, cuando llegamos al cruce con la calle Wienzeile, nos encontramos con el Mercado de Naschmarkt.

Museo Leopold

Aquí nos adentramos en el mercado popular más grande de Viena, que se alarga a una distancia de kilómetro y medio. Con un ambiente único que lo ha hecho famoso incluso fuera de sus fronteras, en Naschmarkt se pueden encontrar productos y alimentos de todo tipo, provenientes de todo el mundo y una gran variedad de especies exóticas. Es un buen sitio para degustar todo tipo de platos desde especiales Vienesas como la Kaiserschmarrn (un postre austríaco muy típico) hasta sushi o kebab. Aunque si decides hacer una parada para repostar, conviene dejar espacio para disfrutar de un buen café Vienés. El sitio más adecuado es visitando el famoso café Drechsler. A muy poca distancia del mercado.

Café Drechsler

Algo importante que destacar sobre Viena es su larga tradición del consumo de esta bebida, que se ha convertido en un ritual para el Vienés, sobretodo en los meses de invierno, es indispensable repostar en uno de los más de mil cafés que están por toda la ciudad. Allí puedes sentarte en una de las típicas mesas de mármol y sin distinguir que tipo de café pidas, el camarero te servirá un vaso con agua y no te pedirá explicaciones si te pasas el tiempo que quieras en el café y no vuelves a consumir.

Café Vienés

Tercera parte: Wiener Prater y Hundertwasserhaus

Wiener Riesenrad

Para el último tramo de este recorrido que os presento, incluyo estas dos paradas indispensables en Viena. El Wiener Prater, es un gran parque público que acoge todo tipo de atracciones. La más notable de estas es la Wiener Riesenrad, una de las norias más antiguas del mundo, inaugurada a finales del siglo XIX, fue inmortalizada en una escena de “Before sunrise“, la película que inspiró este recorrido.

Otra de las curiosidades dentro de este parque es la micronación de Kugelmugel (389 habitantes), fundada por el artista Edwin Lipburger como país independiente y cuyo territorio es la llamada “casa esférica” del propio artista, marcando sus límites a través de una alambrada. Lipburger se negó e pagar impuestos al gobierno y fue condenado a prisión, pero posteriormente fue perdonado y ahora su experimento se ha convertido en atracción turística, aunque esta micronación no está reconocida por ningún organismo internacional. El Prater cuenta con varias estaciones de metro, pero la más cercana a la Noria es la estación Praterstern (U1), a cuatro estaciones de Karlplatz, cercano al mercado de Naschmarkt.

Hundertwasserhaus

Para finalizar este recorrido os invito a visitar Hundertwasserhaus, una maravilla arquitectónica , única en el mundo y creación del polémico artista Friedensreich Hundertwasser. Una explosión de color y formas que contrasta enormemente con su entorno.

Desde el Prater la mejor forma más directa de llegar es en el tranvía número 0, haciendo cambio en la estación Radetzkyplatz‎ y cambiando posteriormente al tranvía número 1.

Sólo espero que si ya has hecho un recorrido por Viena nos comentes cuales fueron tus impresiones o como se podría mejorar, y si no lo has hecho aún, espero que el mismo relato te anime a hacerlo. Aquí el mapa donde sale indicado todo el recorrido: