Una biblioteca es probablemente el último sitio que tendrás en mente para conocer si te encuentras de viaje, pero si tu destino es Estocolmo, mejor pensarlo dos veces. La Biblioteca Pública de Estocolmo no es un edificio que forme parte de los más conocidos de la ciudad, pero para los fans de la arquitectura es un edificio en donde se cumple aquella frase de “menos es mas“.

Biblioteca Pública de Estocolmo

Biblioteca de Estocolmo. Foto: Ricardo Ramírez – El Arquitecto Viajero

Un edificio representativo de Estocolmo

Diseñado por el sueco Erik Gunnar Asplund, uno de los arquitectos precursores del estilo neoclásico en Suecia, hace un buen uso de la simplicidad traducida en una armonía absoluta.

Construido entre 1924 y 1928, fue innovador en el sentido que por primera vez en Suecia se planteaba el concepto de tener las estanterías abiertas con acceso libre, eliminando la figura del bibliotecario como intermediario entre el usuario y el libro. Es una de sus obras más importantes junto al cementerio de Skogskyrkogården, también en Estocolmo.

Biblioteca Pública de Estocolmo

Foto: Ricardo Ramírez – El Arquitecto Viajero

El diseño

La llamativa sala principal, ubicada en el volumen central del edificio, resalta no sólo por su forma cilíndrica que contrasta con las formas rectas del edificio, sino también por la ausencia de ornamentos.

El arquitecto evitó la tentación de coronar con una cúpula y optó por una sencilla iluminación cenital, controlando la circulación y la distribución hacia espacios secundarios a través de esta rotonda. Asplund lleva las formas geométricas a su más sencilla expresión.

Biblioteca Pública de Estocolmo

Foto: Ricardo Ramírez – El Arquitecto Viajero

Biblioteca Pública de Estocolmo

Foto: Ricardo Ramírez – El Arquitecto Viajero

A pesar de que no me atraen demasiado los edificios simétricos, encuentro irresistible la lógica con la que está diseñada la planta. Si miramos el plano vemos que el círculo inscrito dentro del cuadrado externo atrae todas las miradas hacia el centro del conjunto, y de allí todo se reparte de forma radial.

Es una solución simple pero efectiva. Este concepto espacial está íntegramente ligado a la función de biblioteca, como un ente distribuidor de conocimiento y a mi modo de ver con la apertura cultural que existe en Suecia.

Biblioteca Estocolmo Planta y seccion

Al entrar a la biblioteca por su larga escalinata y ubicarnos en el centro, no hay ningún misterio a la hora de ubicarnos y movernos por su interior.

Así como tampoco lo hay en coger cualquier libro y ponernos a leer, aunque probablemente la oferta de libros en castellano sea escasa, pero bien vale la pena hacerse un paseo y disfrutar de una atmósfera muy especial, que además es gratis.

Para más información sobre Estocolmo, visita la página de Visit Sweden



Booking.com

Ubicación

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar

Más cosas que ver en Estocolmo