RastoS via Shutterstock

Si bien hasta hace pocos años Dubai era un nombre totalmente desconocido, al menos en el hemisferio occidental, en la actualidad es un destino ampliamente conocido y demandado. Lo más impresionante de este emirato perteneciente a los Emiratos Árabes Unidos ha sido la  enorme  transformación  que ha sufrido en muy poco tiempo.

Dubai, un ejemplo de transformación 

No es secreto que desde el descubrimiento del oro negro en su suelo, Dubai ha crecido de forma desmesurada y planificada a la vez, sin embargo ha sabido diversificarse y su economía no depende únicamente del petróleo. El turismo y la construcción se han convertido en dos de sus pilares fundamentales, aunque también es destino de lujo y de compras, dando pie a una utopía de metrópolis convertida en realidad.

Dubai tiene una arquitectura que probablemente no sea del agrado de todos, el perfil de su skyline se asemeja más a una historia de ciencia ficción que a una ciudad real, y a ratos pueda parecer exagerado, extravagante, sobrepoblado y artificial. Aún así es difícil resistirse a visitar un destino que posee las construcciones recientes más audaces, al menos en términos de lujo, espectacularidad y tamaño, en Dubai todo se hace a lo grande. Estos son algunos de los edificios que no debes perderte en tu próxima visita a Dubai.

Burj Al Arab

Nadezda Murmakova – Shutterstock

Al culminar su construcción en 1999 se convirtió de forma inmediata en el símbolo de Dubai y su apabullante transformación. Construido sobre una isla artificial, con 321 metros de altura es el tercer hotel más alto del mundo y uno de los más lujosos. Curiosamente mitificado como el único hotel siete estrellas del mundo (oficialmente son cinco), el lujo y la extravagancia del Burj Al Arab no pasan desapercibidos, y sus precios lo demuestran: la Royal Suite se estima que puede valer más de $130.000 la noche.

Burj Khalifa

RastoS – Shutterstock

Otro que no pasa desapercibido justamente por tratarse del edificio más alto del mundo en la actualidad. Con una altura de 828 metros, esta mole en forma de Y, combina una estructura de hormigón en su base y de acero para el remate para albergar oficinas, residencias de lujo y el Hotel Armani. Con estas cifras, ha logrado romper todos los récords arquitectónicos del mundo sin excepción, convirtiéndose en visita obligada. Es posible subir a un mirador que quita el aliento sin duda, ubicado en la planta 124. Conviene hacer una reserva previa por internet.

Dubai Mall

Benny Marty – Shutterstock

Siguiendo con récords de infarto, el Dubai Mall es oficialmente el centro comercial más grande del mundo y uno de los más visitados. Este gran centro de ocio inagotable está conformado por más de 1.200 locales comerciales y ofrece uno de los espectáculos más llamativos de la ciudad: La Fuente de Dubai, una impresionante exhibición acuática y musical donde el agua es impulsada hasta una altura de 150 metros.

Palm Jumeirah

seeshooteatrepeat – Shutterstock

Palm Jumeirah es eno de los proyectos más ambiciosos jamás creados en Dubai. Se trata de una impresionante isla artificial (una de las mayores del mundo) en forma de palmera, destinada a la vivienda, al turismo y al ocio. Alrededor, otra isla artificial la circunda haciendo las veces de rompeolas.

Coronando la punta de esta isla/rompeolas se halla el lujoso Hotel Atlantis The Palm, probablemente en la ubicación más exótica posible en el mundo. El increíble entorno se completa con un enorme parque acuático, un acuario, spa, playas, restaurantes y centros de ocio, y está conectado a tierra firme por el moderno monorraíl de Dubai.

Es evidente que nada en Dubai se hace con discreción, y creo que la cuestión de si Dubai posee valor arquitectónico queda fuera de discusión, aquí prima el espectáculo, impresionar y no dejar lugar a la indiferencia. ¿Será Dubai la megalópolis del futuro que leímos de pequeños en historietas?


Ver alojamientos en Dubai

Más atracciones en Dubai


Imagen: via Shutterstock