La disciplina arquitectónica se puede definir como un medio de expresión artística. Si bien la ciencia de construir tiene la finalidad de crear un refugio de un entorno natural hostil, no se puede negar que la arquitectura va mucho más allá de esa premisa básica. Hoy en día la construcción se ha globalizado, sin embargo en la antigüedad cada cultura tenía una huella constructiva única, un estilo particular, que definía a la perfección sus valores, costumbres y modo de vida.

Arquitectura_Maya

Crédito de la foto: Jason Weymouth

La arquitectura representa un modo muy cercano para entender una cultura, nos da pistas sobre su estilo de vida, que tenía importancia y valor en la sociedad. La arquitectura maya es una de las más complejas y ricas del continente americano precolombino, llegando a crear un estilo propio, mostrando una gran madurez en sus técnicas constructivas y decorativas, dando un uso generoso a las inscripciones decorativas en sus edificios.

Innovadores

Si buscamos una palabra para describir su arquitectura sería “monumental”. Sorprende el enorme tamaño de las rocas que utilizaban para construir, así como el ingenio demostrado en el estuco con el que sellaban la piedra. Destaca la invención de la bóveda maya, también llamado arco falso. Empleada sobre todo para cubrir espacios angostos, esta se fabricaba superponiendo hileras de piedras de ambos lados del arco, por encima del nivel de la puerta, de forma que cada nivel consiguiera cerrar cada vez más el espacio hasta cubrirlo completamente.

Ciudades mayas

Boveda_maya

Crédito de la foto: Ana Carolina Luz

Una de las siete maravillas del mundo moderno se halla en la Riviera Maya, concretamente en el yacimiento arqueológico de Chichen Itzá. Su reclamo es la pirámide de Kukulkán, construida para rendir culto al Dios maya del mismo nombre. Tiene 91 escalones de cada lado más un escalón adicional que conduce al templo en su parte superior, sumando 365, uno por cada día del año. El yacimiento es de visita obligatoria y consta de otras edificaciones dentro de la ciudad como “El templo de los guerreros y las 1000 columnas”, “El Caracol” o “El campo del juego de pelota”.

Tulum, a orillas del Mar Caribe en la Costa Oriental, es otro de los conjuntos arquitectónicos de la Riviera Maya mejor conservados. Su edificio más llamativo y monumental, denominado “El Castillo”, servía de faro para los navegantes que debían sortear el arrecife de coral. Tulum fue otro importante centro de culto cuyas primeras inscripciones datan del año 564.

Paraíso natural

big-r1g4i8-2-baja

Además de su enorme legado cultural, el entorno de la Riviera Maya es también conocido por tener una larguísima costa llena de playas paradisíacas, donde se encuentra el segundo arrecife de coral más grande del mundo. Por otro lado, es también sitio de unas peculiares formaciones naturales llamadas “cenotes”, especie de piscinas naturales subterráneas, fruto de la filtración del agua por la piedra caliza a lo largo de siglos.

Esta región ha sido bendecida con un clima tropical, lo que permite viajar a estas tierras durante todo el año para disfrutar de este paraíso. No es de extrañar que gracias a todos sus múltiples atractivos, la Riviera Maya se haya convertido en un destino turístico tan buscado y sea hogar de innumerables hoteles y resorts pensados para el turismo.

Arquitectura contemporánea

big-r1g4i8-3-baja

En este orden de ideas, teniendo un legado arquitectónico tan único e irrepetible, ¿cómo se adapta la arquitectura contemporánea a este complicado entorno? Un ejemplo de un equilibrio armónico entre función, estética y balance entre lo contemporáneo y el legado maya, es el Bahia Principe Riviera Maya. Diseñado por el grupo de arquitectos mexicanos Cabrera, Quijano Muñoz y Zoreda, este complejo residencial de villas de lujo habla un lenguaje contemporáneo de líneas sencillas, materiales locales y un esfuerzo por integrarse con su entorno natural.

big-mb5iwy-7-baja

Se trata de un gran desarrollo en la zona que contempla una extensa variedad de viviendas pre-diseñadas y hechas a medida del cliente para la venta o alquiler, con el valor agregado de tener acceso a los servicios de un hotel cinco estrellas como lo es el Gran Bahía Príncipe Riviera Maya. Una experiencia que incluye:

  • Club de playa con 7 piscinas y 9 jacuzzis.
  • 3 spas.
  • Múltiples restaurantes y bares.
  • Servicio médico las 24 horas.
  • Canchas deportivas para tenis, fútbol y baloncesto.
  • 3 Gimnasios.
  • Actividades relativas a la ecología.

big-wh5gjf-10-baja

 

Además se encuentra integrado al Riviera Maya Golf Club, que cuenta con un espectacular campo de golf, nombrado el tercer mejor campo de golf en México. Diseñado por Robert Trent Jones II, se extiende a lo largo de 27 hoyos y logra integrar la fauna de la selva maya, así como estanques y cenotes. Por último, los usuarios tienen a su disposición una lujosa Marina para actividades deportivas y de ocio, así como disponen de una zona comercial con todos los servicios. En definitiva, una forma distinta de vivir la Riviera Maya.

Más información en Bahia Principe